Esteroides anabólicos: efectos secundarios

Los esteroides anabólicos son eficaces para mejorar el rendimiento atlético, sin embargo pueden provocar efectos negativos para la salud e incluso, poner en peligro la vida. En general, los esteroides anabólicos administrados por vía oral tienen más efectos adversos que los administrados parenteralmente. Uno de los problemas más comunes entre los atletas de fuerza y ​​culturistas es que usan esteroides por vía oral y parenteral al mismo tiempo y en dosis que pueden ser varias veces mayor que la dosis terapéutica recomendada.


La frecuencia y gravedad de los efectos secundarios es bastante variable. Depende de factores como el tipo de medicamento, la dosis, la duración del uso, la sensibilidad y la respuesta individual.

Efectos en la función hepática

Los esteroides anabólicos pueden ejercer un efecto adverso profundo en el hígado, especialmente los administrados por vía oral. Su influencia sobre la función hepática se ha estudiado ampliamente. La mayoría de los estudios incluyen pacientes hospitalizados que son tratados durante períodos prolongados para diversas enfermedades, como la anemia, la insuficiencia renal, la impotencia y disfunción de la glándula pituitaria. En los ensayos clínicos, el tratamiento con esteroides anabólicos dio lugar a una disminución de la función excretora hepática, a colestasis intrahepática, ictericia y peliosis hepática. La peliosis hepática es una degeneración quística hemorrágica del hígado, lo que puede conducir a la fibrosis y la hipertensión portal. La rotura de un quiste puede dar lugar a una hemorragia mortal.

esteroides anabolicosPor otra parte hay indicios bastante fuertes de que los esteroides anabólicos que contienen el grupo 17-alfa-alquilo pueden conducir a la formación de tumores en el hígado. Por lo general, son tumores benignos que se revierten una vez suspendida la administración de esteroides. Sin embargo, hay sospechas de que la administración de esteroides anabólicos en los atletas puede conducir al desarrollo de carcinoma hepático.

Su uso a menudo se asocia con un aumento en la actividad plasmática de las enzimas hepáticas, tales como la aspartato aminotransferasa (AST), alanina aminotransferasa (ALT), fosfatasa alcalina (AP), lactato deshidrogenasa (LDH) y la gamma glutamil transpeptidasa (GGT). Un aumento en los niveles plasmáticos de estas enzimas reflejan daño hepatocelular o al menos aumento de la permeabilidad de la membrana hepatocelular.

Los esteroides anabólicos y el sistema reproductor masculino


Los esteroides anabólicos son derivados de la testosterona, no es sorprendente que los efectos secundarios incluyan al sistema reproductivo. La aplicación de esteroides anabólicos conduce a concentraciones suprafisiológicas de derivados de testosterona o testosterona. A través del bucle de realimentación, la producción y la liberación de la hormona luteinizante (LH) y la hormona de estimulación del folículo (FSH) se ve disminuida.

El uso prolongado de esteroides anabólicos en dosis relativamente altas dará lugar a hipogonadismo hipogonadotrófico, con la disminución de las concentraciones séricas de LH, FSH y testosterona.

Hay fuertes indicios de que la duración, la dosis y la estructura química de los esteroides anabólicos son importantes para las concentraciones séricas de gonadotropinas. Una disminución moderada de la secreción de gonadotropina causa atrofia de los testículos, así como una disminución de la producción de células de esperma. Trastornos como la azoospermia y un mayor número de espermatozoides anormales han sido reportados en atletas que utilizan esteroides, resultando en una disminución de la fertilidad. Después de detener su uso, es posible restaurar las funciones gonadales dentro de algunos meses. Los diversos estudios sugieren que el uso de más de un tipo de esteroide anabólico al mismo tiempo causa una inhibición más fuerte de las funciones gonadales, que el uso de un solo esteroide anabólico.

Un efecto secundario bien conocido en los hombres es la formación de mamas (ginecomastia). La ginecomastia es causada por el aumento de los niveles de estrógenos circulantes, que son las típicas hormonas sexuales femeninas. En general, la ginecomastia es irreversible.

Los esteroides pueden afectar la sexualidad. Aunque se han publicado pocas investigaciones sobre este tema, al parecer a medida que se incrementa el uso de estos productos, aumenta el deseo sexual pero aumenta la frecuencia de disfunción eréctil. Esto puede parecer contradictorio, pero el apetito sexual es andrógeno dependiente, mientras que la función eréctil no lo es.

Los esteroides anabólicos y el sistema reproductor femenino

En el cuerpo femenino se producen pequeñas cantidades normales de testosterona y al igual que en los hombres, un aumento artificial de estos niveles afectará el eje hipotalámico-hipofisario-gonadal. Un aumento de los andrógenos circulantes inhibirá la producción y liberación de LH y FSH, lo que resulta en una disminución de los niveles séricos de LH, FSH, estrógenos y progesterona. Esto puede resultar en la inhibición de la formación del folículo, de la ovulación y en irregularidades menstruales. Las irregularidades del ciclo menstrual se caracterizan por una prolongación de la fase folicular, el acortamiento de la fase lútea o la amenorrea.

Otros efectos secundarios del uso de esteroides anabólicos en las mujeres son el incremento del deseo sexual y la hipertrofia del clítoris. En las mujeres embarazadas puede conducir a Pseudohermafroditismo o retraso en el crecimiento del feto femenino. Incluso puede conducir a la muerte fetal. Es probable que la gravedad de los efectos secundarios está relacionada con la dosis, la duración del uso y el tipo de fármaco.

Algunos efectos adicionales específicamente en las mujeres son el acné, la caída del cabello, la retirada de la línea de cabello frontal, el agravamiento de la voz, un aumento en el crecimiento del vello facial, desarrollo de rasgos masculinos, engrosamiento de la piel y la atrofia de mamas.

Las lipoproteínas séricas y el sistema cardiovascular

Los esteroides anabólicos también afectan al sistema cardiovascular y el perfil de lipoproteínas séricas. La mayor parte de las investigaciones se ha centrado en los factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, y en particular el efecto de los esteroides anabólicos sobre la presión arterial y las lipoproteínas plasmáticas.

Se ha observado que durante su uso, el colesterol LDL tiende a aumentar, mientras que el colesterol HDL muestra un marcado descenso, muy por debajo del rango normal. La respuesta del colesterol total parece estar influenciada por el tipo de entrenamiento que realiza la persona.

El efecto de los esteroides anabólicos sobre los triglicéridos no es bien conocido. Se sugiere que dosis relativamente bajas no afectan los niveles de triglicéridos en sangre, pero no se puede excluir que las dosis más altas provoquen un aumento. Tampoco existe unanimidad en cuanto a la influencia de los esteroides anabólicos sobre la presión arterial. La respuesta probablemente depende de la dosis. Hay algunos datos que sugieren que las dosis altas aumentan la presión arterial diastólica, mientras que las dosis bajas dejan de tener un efecto significativo sobre ella.

Algunos estudios ecocardiográficos en fisiculturistas que usaban esteroides anabólicos reportaron una leve hipertrofia del ventrículo izquierdo con una disminución de la relajación diastólica, lo que resulta en una disminución del llenado diastólico. El abuso de estas sustancias también se ha asociado con cardiomiopatía, infarto de miocardio y accidentes cerebro-vasculares. Sin embargo, se necesita más investigación en este sentido para llegar a resultados más concluyentes.

Efectos psicológicos

La administración de esteroides anabólicos puede afectar el comportamiento. El aumento de los niveles de testosterona en la sangre está asociado con un comportamiento hiper-masculino, de agresividad y con un aumento del deseo sexual. El aumento de la agresividad puede ser beneficioso para el entrenamiento deportivo, pero también puede conducir a la violencia fuera del gimnasio o la pista. Existen reportes de comportamiento violento y criminal por parte de individuos que tomaban esteroides. Otros efectos secundarios son euforia, confusión, trastornos del sueño, ansiedad patológica, paranoia y alucinaciones.

Los usuarios de los esteroides anabólicos pueden volverse dependientes y mostrar síntomas de abstinencia una vez que suspenden su uso. Los síntomas de abstinencia incluyen comportamiento agresivo y violento, depresión mental, comportamiento suicida, cambios de humor y en algunos casos psicosis aguda.

Efectos secundarios adicionales

Además de los efectos secundarios ya mencionados se han reportado muchos otros, tanto para hombres como para mujeres. Por ejemplo se han reportado casos de acné, hipertrofia de las glándulas sebáceas, aumento de la excreción de sebo, pérdida de cabello y alopecia. Hay pruebas de que el abuso de esteroides anabólicos puede afectar el sistema inmunitario, disminuir la tolerancia a la glucosa y  aumentar la resistencia a la insulina. Estos últimos cambios imitan a la diabetes tipo II. Por suerte parecen ser reversibles una vez que se suspende su uso.

Finalmente, los esteroides pueden afectar la función tiroidea, disminuyendo la hormona de estimulación de la tiroides (TSH) y otros productos de la glándula tiroides.

libro-corticoidesIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Sobredosis de corticoesteroides. La guía básica". Después de leer esta presentación serás capaz de comprender y reconocer:

  • ¿Qué es una sobredosis de corticoides?
  • Los elementos tóxicos en los corticoides
  • Síntomas de una sobredosis de corticoides
  • Y más, mucho más...¿Qué esperas? ¡Es Gratis!